lunes, 19 de septiembre de 2011

Tan sutílmente

Acaricias tus labios, tan sutílmente
que solo yo con un gesto de complicidad
sé que he compartido ese beso recientemente,
pero entre nosotros, nadie más lo sabrá.

Y con indiferencia tan solo aparente
y un gesto de sutil cobardía
te morderás el labio mirando mi frente
reviviendo del beso que nos arde todavía.

Tan sutilmente me miras de reojo
y no sé de disimular mi sutil cosquilleo,
que haces mis mejillas tornarse en rojo
y nadie es testigo de nuestro deseo.

Y sonríes, y entonces desaparece
lo que nos rodea, sonríes porque notas
como bajo mi pecho aun florece
el secreto de guardar mis medias rotas.

Y me rozas también, sutílmente y quieto.
y mi mano se va contigo disimulando,
que solo tu y yo sabemos de este secreto
pero ni tú sabes que me estoy enamorando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario